Dificultad para hablar por ansiedad: causas y tratamientos

Muchos síntomas de ansiedad pueden hacer que una persona sienta que algo anda mal en su cerebro. Podría decirse que nuestro cerebro es la parte más importante de nuestro cuerpo y, en el fondo, muchas personas con ansiedad tienen miedo de que su cerebro les falle. Les preocupa que algo ande mal en su cerebro, como un tumor o esclerosis múltiple, y esa preocupación les causa aún más ansiedad.

La dificultad para hablar es un ejemplo de un síntoma de ansiedad que puede ser increíblemente aterrador. Pero es común entre quienes sufren ataques de ansiedad y, en la mayoría de los casos, no dice nada sobre la salud de su cerebro.

¿La ansiedad hace que sea difícil hablar?

La ansiedad y los ataques de ansiedad pueden causar una serie de problemas que pueden provocar dificultad para hablar, casi como si fuera difícil sacar los pensamientos de su cerebro.

Si está preocupado, comuníquese con su médico. Pero si también tiene otros síntomas de ansiedad, complete esta prueba de ansiedad gratuita para ver su puntuación de ansiedad, comparar su ansiedad con la de otros y encontrar información útil sobre los tratamientos.

Causas de la ansiedad dificultad para hablar

La dificultad para hablar, también conocida como disartria, es cuando las palabras de una persona se confunden y pueden ser difíciles de entender. Esto es causado por los músculos que se utilizan para crear el habla que no funcionan correctamente o en su mejor capacidad.

Lee mas  EL DESCUBRIMIENTO DEL NUEVO COMPORTAMIENTO DEL PARÁSITO DE LA MALARIA OFRECE UN NUEVO OBJETIVO PARA EL TRATAMIENTO

La dificultad para hablar sin alcohol está relacionada con una variedad de diagnósticos que son motivo de preocupación, que incluyen:

  • Esclerosis múltiple
  • Tumores cerebrales
  • Enfermedad de Lyme
  • Lesión craneal
  • Parálisis cerebral
  • Carrera

Si cree que existe alguna posibilidad de que pueda sufrir estas o cualquier otra afección relacionada, consulte a un médico. Nunca debe dejar la salud de su cerebro al azar, porque su cerebro es simplemente demasiado importante para asumir ese tipo de riesgos.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que en la mayoría de los casos en los que la dificultad para hablar es causada por los diagnósticos anteriores, la dificultad para hablar es de larga duración. Puede aparecer y desaparecer a lo largo de la vida, pero rara vez en unas pocas horas o menos. Es posible, razón por la cual este no es un riesgo que debas arriesgarte, pero es poco común.

Para algunas personas, la ansiedad puede causar dificultad para hablar, así como problemas que se asemejan a dificultad para hablar. Todos los siguientes son vínculos potenciales entre el estrés/ansiedad y la dificultad para hablar:

  • Pensamientos hiperactivos Una de las principales razones por las que algunas personas arrastran las palabras es porque la ansiedad les dificulta concentrarse. El estrés puede afectar la memoria y la precisión mental, y la ansiedad extrema puede hacer que estés tan “en tu cabeza” que sea extremadamente difícil pronunciar las palabras. En cierto modo, la ansiedad hace que su cerebro trabaje demasiado, y cuando hace algunas de las otras cosas que su cerebro necesita hacer no funcionan tan bien, como hablar.
  • La tensión muscular La ansiedad también provoca una tensión muscular significativa. La tensión muscular puede dificultar el movimiento de los músculos de la boca, lo que, por supuesto, es la causa principal de la dificultad para hablar en la mayoría de las demás condiciones.
  • Sobreconciencia Un problema interesante con la ansiedad es la forma en que te vuelve demasiado consciente de lo que de otro modo serían comportamientos subconscientes/automáticos. También se ve en otras áreas de la vida; por ejemplo, la ansiedad puede dificultar que algunas personas caminen porque son más conscientes de los movimientos de sus piernas. También puede afectar la boca y el habla. El habla es un movimiento automático, y durante la ansiedad intensa, los movimientos de la boca pueden ser controlados por usted en lugar de por su mente subconsciente, lo que los hace mucho más difíciles de hacer.
  • Medicamentos para la ansiedad La dificultad para hablar es el efecto secundario de muchos medicamentos diferentes para la ansiedad. La mayoría de las veces se debe a que estos medicamentos también actúan como relajantes musculares y dificultan el movimiento de los músculos de la boca y la cara.
  • Cansancio, cafeína y más Varios problemas bastante normales también pueden afectar el habla. Por ejemplo, aquellos que están muy cansados ​​pueden ser más propensos a hablar mal porque su cerebro no está funcionando tan bien como de costumbre. El cansancio (así como la falta de cafeína para las personas adictas a la cafeína y otros problemas que pueden afectar el estado de alerta) ralentiza el cerebro hasta el punto en que los músculos pueden funcionar con menos eficacia.
Lee mas  Fármaco reduce el riesgo de neumonía en ratones recién nacidos

Estas son solo algunas de las razones por las que la ansiedad puede ser responsable de la dificultad para hablar. También se debe tener en cuenta que un poco de dificultad para hablar de vez en cuando es normal incluso en personas sin ansiedad. Pero cuando tienes ansiedad, es fácil sentir que tus problemas para hablar significan “algo más” de lo que pensaría alguien sin ansiedad.

¿Es ansiedad o algo más?

Hay muchas maneras diferentes de experimentar la ansiedad. Realice esta prueba de ansiedad gratuita de 7 minutos, para que pueda descubrir estadísticas e información sobre su ansiedad, que incluyen:

Realice nuestra prueba de ansiedad hoy y vea cómo se compara su ansiedad con la de otros y qué puede hacer al respecto.

La dificultad para hablar debido a la ansiedad no es peligrosa

Si bien es importante hablar con su médico acerca de la causa de su dificultad para hablar, la dificultad para hablar causada por la ansiedad no es peligrosa. No es una señal de que tiene algo más por venir, o de que su cerebro de alguna manera será ineficiente para manejar las tareas de la vida en el futuro.

No existe un tratamiento específico para la dificultad para hablar porque la dificultad para hablar es simplemente una respuesta a la ansiedad. Sin embargo, una cosa que debe hacer es evitar forzar las palabras. Si tienes dificultad para hablar, forzarte a hablar agregará más estrés. Cuanto más intente forzar las palabras que no salen naturalmente, más encontrará que las palabras se vuelven más problemáticas a medida que su cerebro se estresa más como resultado.

Lee mas  Repensar la serotonina podría conducir a un cambio en la atención psiquiátrica

El mejor curso de acción es aprender a lidiar con la ansiedad y aprender a manejarla adecuadamente.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.