Cómo se relacionan la ansiedad y el dolor muscular

La ansiedad puede afectar muchas partes diferentes de su cuerpo. No es solo mental: puede causar síntomas y reacciones físicas muy significativas que pueden cambiar drásticamente su capacidad para vivir y funcionar con normalidad y comodidad.

No debería sorprender que la ansiedad pueda ser increíblemente angustiosa. Pero lo que quizás no sepas es que la ansiedad también puede afectarte indirectamente, por ejemplo, provocando reacciones físicas que te apartan de las cosas que amas. Un ejemplo de este tipo de respuesta es el dolor muscular, que afecta a muchas personas con ansiedad y puede, de alguna manera, provocar más ansiedad. Además, el dolor muscular puede impedir que una persona salga, vea amigos o practique deportes, por ejemplo, lo que dificulta que esa persona disfrute de actividades recreativas en las que otros normalmente participan.

¿Dolor muscular = ansiedad?

Has estado viviendo con dolor muscular por ansiedad durante demasiado tiempo. Deja de tratar de superarlo todos los días y comienza a aprender a controlar tu ansiedad y a evitar que el dolor muscular regrese.

Realiza este test para analizar tu ansiedad y encontrar la forma real de tratarla.

El dolor muscular es un problema complicado

Tantos problemas diferentes pueden causar dolor muscular. Pero no se puede negar que la ansiedad puede tener un efecto muy significativo en los músculos. Solo una pequeña muestra de las explicaciones de los vínculos entre la ansiedad y el dolor muscular incluyen:

  • Tensión muscular La causa más común de malestar muscular por ansiedad es la tensión. La tensión muscular es un síntoma de ansiedad común, que ocurre especialmente cuando experimenta estrés. La tensión ejerce presión sobre los músculos y los endurece, lo que con el tiempo puede hacer que los músculos experimenten dolores sordos y agudos.
  • Ajustes del estrés En formas que tal vez no se dé cuenta, la ansiedad también puede hacer que cambie la forma en que se sienta, la forma en que se para, la frecuencia con la que se estira y más. No es raro que las personas con ansiedad se muevan constantemente o actúen de manera diferente a como solían hacerlo en formas menores de las que ni siquiera se dan cuenta, desde encorvarse hasta cambiar de posición, hacer tictac o caminar de un lado a otro. Estos ajustes pueden conducir a su propio estrés muscular, que a su vez puede causar dolor muscular.
  • Observe todos los dolores El dolor muscular es un problema común que potencialmente puede afectar a todos, incluso a las personas que no tienen ansiedad. La mayoría de las personas pueden ignorar los dolores, pero las personas con ansiedad son más propensas a notar todo tipo de dolor y experimentarlo con más fuerza porque sus mentes tienden a interpretar automáticamente las cosas de manera negativa. También están muy atentos a lo que sucede en su cuerpo y pueden captar sensaciones que otros podrían no haber notado. Esto se conoce como “hipersensibilidad/hipervigilancia” y es muy común en personas con trastornos de ansiedad.
  • Nutrición, ejercicio e hidratación Cuando tiene ansiedad, también puede hacer menos ejercicio, comer mal y no beber suficiente agua. Todo eso puede conducir a una mayor ansiedad, lo que puede causar o exacerbar los dolores musculares. Comer sano, hacer ejercicio con frecuencia y beber más agua probablemente mejorará la forma en que se siente, aunque esto no eliminará necesariamente su ansiedad.
Lee mas  Cómo controlar la debilidad muscular asociada con la ansiedad

Esas son solo algunas de las posibles razones por las que la ansiedad y el dolor muscular están relacionados. Algunas personas también descubren que su hiperventilación (un síntoma de los ataques de pánico) les causa dolor muscular. Otros dan vueltas por la noche o duermen en posiciones incómodas debido a su ansiedad. Hay muchas causas diferentes que están directamente relacionadas con la ansiedad o que ocurren debido a los síntomas de ansiedad.

¿Es ansiedad o algo más?

Hay muchas maneras diferentes de experimentar la ansiedad. Realice esta prueba de ansiedad gratuita de 7 minutos, para que pueda descubrir estadísticas e información sobre su ansiedad, que incluyen:

Realice nuestra prueba de ansiedad hoy y vea cómo se compara su ansiedad con la de otros y qué puede hacer al respecto.

Controlar su salud – Vivir con dolor muscular

Si no ha ido al médico por un tiempo y su dolor es lo suficientemente significativo como para verse gravemente afectado, nunca es un mal plan visitar a un médico. Recuerde, el envejecimiento en sí también está asociado con el dolor muscular, por lo que puede haber una explicación perfectamente comprensible para lo que está pasando.

Para superar su propio dolor muscular, debe tratar ese dolor de la misma manera que lo haría con el dolor muscular causado por el ejercicio, el esfuerzo o incluso por dormir en una posición incómoda. Por ejemplo:

  • Estírate con frecuencia y asegúrate de moverte.
  • Hidratar y comer sano para nutrir los músculos.
  • Haga ejercicio regularmente para mantener sus músculos tonificados.
  • Descanse lo suficiente y asegúrese de estar sentado y de pie con una buena postura.

También podría considerar masajes y otras formas calmantes para tratar el dolor muscular. La ansiedad puede causar o empeorar el dolor muscular, pero después de todo, sigue siendo solo dolor muscular, el mismo que experimentan las personas que no tienen ansiedad. Sin embargo, si la ansiedad realmente está causando todo su dolor muscular, es probable que obtenga un gran alivio al abordar el problema en su raíz y recibir tratamiento para su ansiedad.

Lee mas  Síntomas de depresión en hombres

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.