Soluciones para la artritis espinal: búsqueda de mejores formas de controlar el dolor persistente

La artrosis es una afección que puede afectar a cualquiera de las articulaciones del cuerpo. Los médicos ahora están dejando de describirlo como una condición de “desgaste” ya que les da a los pacientes un mensaje equivocado sobre el ejercicio, pero es una dolencia que típicamente (aunque no exclusivamente) se desarrolla en personas mayores. Como la columna vertebral está formada por una serie de huesos y articulaciones, la artritis puede atacar allí tanto como en cualquier otra articulación.

¿Qué es la osteoartritis?

El mecanismo exacto que produce la artritis no se comprende por completo, pero el efecto es una reducción gradual del cartílago, el tejido fuerte y resbaladizo que recubre los huesos en la interfaz articular y les permite deslizarse unos sobre otros. El resultado es que los huesos eventualmente se frotan entre sí, causando dolor, pérdida de movilidad y la estimulación de crecimientos óseos que empeoran todo.

En la columna vertebral, la artritis causa dolor e inmovilidad, pero puede tener el efecto adicional de ejercer presión sobre la médula espinal o sobre los principales nervios que emergen de ella a través de los espacios de las vértebras. Esto puede provocar dolor, hormigueo o debilidad en las extremidades.

¿Cuáles son los tratamientos?

No existe una intervención médica generalmente disponible que pueda revertir los efectos de la artritis. El tratamiento con células madre es la línea de investigación más prometedora, pero aún está en pañales y pueden pasar muchos años antes de que se ofrezca ampliamente. La mayoría de los tratamientos están orientados a ralentizar el progreso de la enfermedad y aliviar el dolor.

Medicamento

Los medicamentos para aliviar el dolor se prescriben ampliamente. Por su propia naturaleza, todos los medicamentos son efectivos solo mientras los químicos estén activos en el cuerpo, por lo que los efectos siempre serán de corta duración, lo que significa que el tratamiento debe repetirse indefinidamente. Los analgésicos más potentes son los opiáceos, que son adictivos y cuya eficacia tiende a requerir dosis más altas a medida que pasa el tiempo. La otra clase principal de medicamentos son los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) que pueden, con el uso a largo plazo, causar problemas digestivos y recientemente se han relacionado con un riesgo ligeramente mayor de enfermedad cardíaca .

Lee mas  Inyección de opioides vinculada a aumento significativo de infecciones cardíacas bacterianas

Cirugía

La cirugía es una solución a largo plazo muy efectiva para el tratamiento de articulaciones grandes, pero es mucho más limitada en lo que respecta a la espalda. Las vértebras no se pueden quitar y reemplazar simplemente con sustitutos sintéticos. En casos avanzados, existen procedimientos quirúrgicos que pueden ofrecer cierto alivio, pero generalmente se evitan a menos que sea absolutamente necesario.

Terapia física

La fisioterapia es el tratamiento más importante para retrasar el progreso de la afección. Mantener las articulaciones móviles mantiene su rango de movimiento. Fortalecer los músculos que sostienen la articulación es vital para reducir el dolor y retrasar el deterioro del cartílago. Un fisioterapeuta calificado evaluará sus necesidades y le dará un programa de ejercicios. El problema con los ejercicios es que pueden ser dolorosos, por lo que tiene sentido buscar formas de controlar el dolor lo suficiente como para ayudarnos a hacer los ejercicios.

Control alternativo del dolor

Antes de ponerse en cualquier curso de tratamiento, es importante que hable a fondo de su condición con su médico. Los médicos son expertos en los enfoques médicos y quirúrgicos tradicionales, pero también podrán brindar una visión informada sobre las alternativas disponibles.

Hay mucho interés actual en los tratamientos que utilizan cannabinoides. Estos utilizan los productos químicos que son específicos del grupo de plantas del cannabis para dirigirse a receptores particulares en los tejidos nerviosos que pueden tener un efecto analgésico. Es importante destacar que los compuestos químicos particulares utilizados son los derivados del cáñamo industrial producido legalmente, que no contiene el compuesto de THC responsable del “subidón” del cannabis. Eche un vistazo al sitio web de Imbue Botanicals para obtener más información.

Lee mas  Nueva estrategia de vacuna contra el virus de Epstein Barr

Terapias alternativas

Otras alternativas no médicas incluyen:

  • Dado que todo el dolor se experimenta en última instancia en el cerebro, en muchos casos se ha demostrado que la meditación es eficaz para desviar la atención de los síntomas.
  • Remedios de hierbas. Existen sustancias naturales que muchos pacientes creen que contribuyen al control de los síntomas.
  • máquinas TENS. La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea parece bloquear las señales de dolor que van al cerebro.
  • Terapias manipulativas como la quiropráctica y la osteopatía.
  • Acupuntura, homeopatía, imanes y aromaterapia.

la esperanza abunda

Un diagnóstico de osteoartritis de la columna vertebral no es una sentencia de desesperación. Hay varias formas de controlar los síntomas y la mayoría de los pacientes logran continuar viviendo una vida feliz y fructífera. Además, la investigación actual está arrojando interesantes tratamientos posibles que bien pueden ofrecer la esperanza de reducir en gran medida la prevalencia de la afección en el futuro.

Amelie Bell practica la medicina holística y le encanta ayudar a las personas a sentirse más saludables. También le gusta publicar sobre salud alternativa en una variedad de sitios web médicos y de salud.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.