Las mujeres VIH positivas con citomegalovirus son más propensas a transmitir el virus que causa el SIDA al bebé

Por Enrique Rivero

Las mujeres VIH positivas con citomegalovirus, o CMV, en la orina en el momento del trabajo de parto y el parto tienen más de cinco veces más probabilidades que las mujeres VIH positivas sin CMV de transmitir el VIH, el virus que causa el SIDA, a sus bebés, según un estudio Estudio dirigido por UCLA. La investigación también encontró que tienen casi 30 veces más probabilidades de transmitir el citomegalovirus a sus bebés.

La Dra. Karin Nielsen, profesora de pediatría clínica en la división de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina David Geffen de la UCLA , es la autora principal del estudio, que se publicó hoy en la revista Clinical Infectious Diseases.

“Los hallazgos fueron sorprendentes porque estudios previos en mujeres embarazadas sanas no han mostrado una asociación entre la detección de CMV en la orina, o incluso en las secreciones cervicales, y la infección congénita por CMV”, dijo Nielsen.

La investigación también encontró que las mujeres que tenían gonorrea cuando dieron a luz tenían casi 20 veces más probabilidades de transmitir el CMV a sus bebés. Las personas con sistemas inmunitarios sanos pueden evitar la enfermedad del virus, pero los bebés infectados a través de sus madres y las personas con sistemas inmunitarios debilitados, como las que tienen VIH, pueden experimentar problemas de salud graves.

El CMV puede afectar el crecimiento fetal, y los bebés que nacen con el virus pueden sufrir daños en el cerebro, el hígado, los pulmones y el bazo, así como pérdida de la audición. Las personas que por lo demás están sanas generalmente no experimentan ningún síntoma, pero puede causar fiebre, dolor de garganta, fatiga e inflamación de los ganglios. Sin embargo, en personas con sistemas inmunológicos comprometidos, el CMV puede afectar los ojos, los pulmones, el hígado, el esófago, el estómago y los intestinos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Lee mas  Nacen ocho niños tras trasplantes de útero

Los investigadores evaluaron a 260 pares de madres y bebés, 222 de las Américas y 38 de Sudáfrica, que se inscribieron en un estudio perinatal del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano. Ninguna de las madres había usado antirretrovirales antes del trabajo de parto.

Después de analizar la orina de las madres y los bebés para detectar CMV, los investigadores encontraron que:

  • El 9,2 por ciento de las mujeres tenían CMV detectable y el 3,8 por ciento de los bebés tenían el virus.
  • El 20,8 por ciento de las mujeres con CMV detectable tuvieron bebés con el virus, en comparación con el 2,1 por ciento de las mujeres que no tenían CMV detectable.
  • El 29,2 por ciento de las mujeres con CMV detectable transmitió el VIH a su bebé, en comparación con el 8,1 por ciento de las que no tenían CMV detectable.

Entre las limitaciones del estudio: el tamaño de la muestra estuvo determinado por la disponibilidad de muestras de orina de las madres, y las mujeres en el estudio general del que se extrajeron los datos fueron diagnosticadas con VIH en el momento del trabajo de parto y el parto, por lo que los resultados del estudio dirigido por UCLA investigación no son aplicables a mujeres embarazadas con VIH que están en tratamiento antirretroviral durante el embarazo.

Aún así, el estudio “subraya la importancia de controlar la infección por VIH durante el embarazo mediante el uso de antirretrovirales en la prevención de la transmisión de CMV y VIH de madres a bebés”, dijo la Dra. Kristina Adachi, investigadora postdoctoral en enfermedades infecciosas pediátricas en la UCLA. departamento de pediatría y autor principal del estudio.

Lee mas  Investigadores utilizan un caballo de Troya molecular para administrar un fármaco quimioterapéutico a las células cancerosas

Los otros autores del estudio de la UCLA son Bonnie Ank, la Dra. Yvonne Bryson y el Dr. Jeffrey Klausner. Otros investigadores procedían de varias otras instituciones de EE. UU., Brasil y Sudáfrica.

El estudio fue apoyado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, el Instituto de Descubrimiento e Innovación Infantil de UCLA a través del Premio de Beca Harry Winston, el Instituto de SIDA de UCLA y el Centro de Investigación de SIDA de UCLA.

Contacto con los medios
Enrique Rivero
310-267-7120
[email protected]

Artículos Relacionados:

  • Gundry MD 24 Strain Probiotic Review 2022 – Probiótico para apoyo digestivo
  • Reseñas de Kiierr – Gorro láser 2022 para el crecimiento del cabello
  • Gundry MD Power Blues – Reseñas de suplementos de 2022 y guía de compra
  • Reseñas de Noxitril 2022: ¿funciona para el realce masculino o es una estafa?
  • Los mejores terapeutas holísticos cerca de mí 2022: 5 asesoramiento espiritual
  • Los mejores estetoscopios de 2022: reseñas de las 10 mejores marcas

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.